¿En qué consiste el vuelo en ala delta?

Post Image

¿En qué consiste el vuelo en ala delta?

Si eres una persona que siempre ha tenido el deseo de volar, entonces tal vez el vuelo en ala delta sea justo lo que estás buscando para cumplir el reto y sentir la experiencia de tus sueños.

Hay distintos motivos por el que las personas pueden estar interesadas en volar, que puede variar desde el hecho de ser un simple hobby, pasando por la necesidad de realizarlo de forma profesional o incluso como un acto esporádico de sentir la fusión de uno con la naturaleza y con el aire, siendo completamente libres volando como los pájaros.

Si siempre has querido sentir la sensación más parecida a la de un ave voladora, no cabe duda que volar en ala delta es una de las mejores opciones que tienes disponibles, por lo que en este artículo queremos hablar sobre esta modalidad y sobre la experiencia que podrás sentir en tu interior.

¿Qué es el ala delta?

Un ala delta es un planeador que puede transportarse, despegar y aterrizar utilizando únicamente las piernas del piloto.

De esta forma, se trata de un deporte en el que se tienen que aprovechar al máximo las distintas corrientes ascendentes del aire. Asimismo, utiliza los mismos principios que los de cualquier otra aeronave, por lo que podemos ver una vela que está sustentada en la estructura principal, en donde el piloto va suspendido por medio de un arnés y con una posición de tendido. 

Teniendo en cuenta todo lo anterior, queda claro que de todos los inventos que pueden ayudar a que le hombre vuele, aunque sea por un momento, el ala delta representa uno de los retos personales más grandes que cualquier persona puede llegar a superar. Este deporte permite que el piloto pueda sentir una gran libertad al estar en el aire.

Se trata de un planeador que está construido por dos tipos de alas diferentes: rígidas o flexibles.

Las alas flexibles del ala delta suelen ser las más utilizadas a nivel internacional, ya que estas no tienen un coste muy elevado y tienen una composición que esta basada en tubos de aluminio aeronáutico o en fibras de carbono. Estas están unidas por cables de acero trenzado y algunos tornillos, revanchas y tuercas, con el fin de que el ala delta quede bien configurada. Toda la estructura se encuentra cubierta por la vela, que es la que se encarga de permitir que el piloto pueda planear y tener una de las mejores experiencias de su vida.

¿Cómo se vuela en un ala delta?

Tal y como mencionamos anteriormente, el vuelo en ala delta se inicia a pie, desde una colina o una montaña, ocasionando que el descenso de la vela pueda llenarse de aire para poder formar una cámara que tenga la suficiente fuerza de sustentación con el fin de poder reducir el descenso en ala delta.

Para que un equipo pueda ser considerado como un ala delta, es necesario que se pueda demostrar que con ella se puede despegar y aterrizar de forma completamente segura y con una velocidad de viento en contra que sea igual o menor a 1m/s.

En caso de que el ala delta se encuentre volando en una corriente de aire ascendente, entonces será necesario que el piloto la aproveche al máximo para poder permanecer en el aire durante mucho tiempo, durante el cual podrá realizar una gran cantidad de acrobacias aéreas.

El ala delta puede alcanzar una altura mayor gracias a las masas de aire térmico, las cuales son burbujas de aire caliente que se generan cuando el sol calienta el suelo.

De esta forma, es importante tener presente que el ala delta sólo puede volar cuando una corriente de aire está pasando por su superficie, dándole la suficiente velocidad para que pueda mantener un ángulo con dicha corriente de aire. Este ángulo es conocido como “ángulo de incidencia”, el cual tiene una gran importancia para la técnica de vuelo libre que se utiliza en el ala delta.

El ala delta es incapaz de desarrollar una velocidad más alta que los 80 km/h, además de que siempre se debe de tener en cuenta el clima y la geografía del lugar desde el cual se desarrollará la práctica. 

Distintas categorías del ala delta según la FAI

Ahora vamos a repasar las distintas categorías de ala delta que se pueden encontrar disponibles:

Ala delta clase 1

Esta clase de ala delta tiene una estructura rígida primaria “flexible”, en donde el piloto es el encargado de ejercer el control sobre el desplazamiento utilizando su peso.

En este tipo de ala deltas están permitidos los controles secundarios para el ajuste y la regulación, siempre y cuando sean operados de forma simétrica en los dos planos.

La vela que tienen está hecha de tejidos hechos de materiales plásticos que son sumamente resistentes a la erosión, al deterioro y a los esfuerzos que son producidos durante su plegado.

Ala delta clase 2

El Ala Delta de clase 2 tiene una estructura primaria rígida, la cual además cuenta con superficies aerodinámicas móviles con el fin de poder controlarlo en cualquier eje.

Esta clase de ala tiene una mayor rigidez en comparación con la clase 1, por lo que tiene un precio más elevado. Dentro de esta clase se pueden encontrar las Swift, que se encuentran en el mercado desde hace poco tiempo pero que han ganado una gran popularidad.

Ahora ya sabes en qué consiste un vuelo con ala delta y cuáles son las distintas modalidades que se pueden encontrar.